El candidato opositor obtuvo un 32,31% de los votos, más de 12 puntos por encima del centroderechista Guillermo Lasso y el indígena Yaku Pérez, virtualmente empatados.

El balotaje será el próximo 11 de abril.

Ecuador irá a una segunda vuelta el 11 de abril para elegir a su próximo presidente después de que el recuento no haya propiciado una victoria absoluta del candidato en primera posición, el correísta Andrés Arauz, cuanto se tienen contabilizadas más del 82 por ciento de las actas.

Arauz, de 36 años, se ha hecho con la primera vuelta con un 32,31 por ciento de los votos, más de 12 puntos porcentuales por encima de su inmediato perseguidor, aún por decidir debido a que a lo largo de todo el recuento se estaba produciendo un empate técnico entre el centroderechista Guillermo Lasso y el indígena medioambientalista Yaku Pérez.

Ambos intercambiaban posiciones a medida que avanzaba la noche y el conten, lo que ha supuesto una sorpresa en el resultado ya que todas las encuestas habían dado a Arauz y Lasso como los contendientes de una segunda vuelta.

Pero en las últimas horas, Pérez parecía incluso tomar cierta ventaja y afianzarse en el segundo lugar con el 19,92 por ciento de los votos, en tanto que Lasso obtenía el 19,22 por ciento, una diferencia de menos de un punto porcentual que aún era reversible.

En cuarta posición, de la batería de 16 candidatos que este domingo se disputaron la Presidencia; se situaba el también izquierdista Xavier Hervás, que cosechaba el 16,10 por ciento de los votos.

El resto del escrutinio ha sido un voto fuertemente fragmentado entre los 12 candidatos restantes.

«VICTORIA CONTUNDENTE»

«Es una victoria contundente», aseguró a Efe Arauz en una entrevista esta noche en la que se mostró convencido de que ganará la segunda vuelta independientemente de quién quede en segundo lugar, pero en la que también reconoció que le gustaría una batalla electoral más clara, enfrentándose a su rival más antagónico, es decir, Lasso.

Delfín del ex presidente Rafael Correa, que gobernó Ecuador entre 2007 y 2017, Arauz tiene apenas 36 años y es el candidato más joven que podría llegar a la Presidencia en la historia de Ecuador.

A la política llegó el verano de 2020 cuando el correísmo buscaba un candidato para devolver el poder a la Revolución Ciudadana, el proyecto económico y social de Correa del que el actual presidente, Lenín Moreno, se apartó en 2017.

Desde entonces, ambos libran una batalla que se ha trasladado a las elecciones de este domingo, pese a que Moreno no concurría.

DOS TERCIOS CONTRA EL CORREÍSMO

Esa es la lectura que también ha dado Lasso, quien ha tardado horas en comparecer ante los medios de comunicación, aparentemente, por la gran inestabilidad de su segundo puesto.

«Felicitación al pueblo ecuatoriano que por más del 65 por ciento, equivalente a las dos terceras partes, le ha dicho no al modelo totalitario y populista que pretende volver a gobernar con recetas y medidas que han fallado en todos los países del mundo en donde se han aplicado», acabó manifestando en el Centro de Convenciones de Guayaquil.

Para Lasso, que tras el cierre de urnas había asegurado que accedía a una segunda vuelta, todos aquellos que no han votado por Arauz se erigen como un voto anticorreísta que en la segunda vuelta dará la victoria a quien hoy llegue en segunda posición.

Más convencido de su buen resultado, el indígena Pérez se presentaba a las comicios como una vía intermedia entre ambas corrientes, con una agenda social y medioambialista.

70 POR CIENTO DE PARTICIPACIÓN

En las elecciones de este domingo, más de trece millones de ecuatorianos estaban llamados a elegir a su nuevo presidente y vicepresidente, a 137 miembros de la Asamblea Nacional y a cinco del Parlamento Andino.

Según el CNE, algo más del 70 por ciento ha participado en los comicios, en una jornada marcada por la pandemia del coronavirus que ha obligado a medidas especiales para evitar una ola de contagios.

Según las últimas estadísticas, Ecuador registra unos 258.000 casos acumulados, mientras que los fallecimientos ascienden a 15.012 entre casos confirmados y probables, informó este domingo el Ministerio de Salud Pública.

Las medidas de bioseguridad impuestas al ingresar en los recintos electorales provocaron demoras en el voto de hasta tres horas, colas de varios cientos de metros en algunos casos puntuales, que sin embargo no perturbaron un proceso que transcurrió con normalidad.

La jornada en las principales ciudades se caracterizó por largas filas de votantes afuera de los colegios, que cerraron sus puertas a las 17.00 hora locales (19.00 hora chilena), dejando fuera a quien no hubiera votado, con la correspondiente multa de 40 dólares.

El CNE pidió reiteradamente a la ciudadanía acudir con mascarilla, bolígrafo propio y alcohol desinfectante, y su presidenta, Diana Atamaint, manifestó estar sorprendida de la afluencia de votantes pese a la pandemia.

Su subalterno, el consejero Enrique Pita, aseguró en rueda de prensa, que el absentismo no se ha manifestado más de lo habitual pese a la pandemia.

Por admin

36 comentarios en «El correísta Andrés Arauz gana elecciones en Ecuador, pero habrá segunda vuelta»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.