Fueron 40 las dosis Sinovac que desaparecieron el lunes desde el Centro de Salud Familiar Miguel Ángel Arenas.

El Colegio Médico llamó a no comprarlas en el mercado negro: al perder la cadena de frío quedan inutilizables.

La Fiscalía de Curicó informó que los primeros peritajes que se realizan para esclarecer el «hurto agravado» de una caja con 40 dosis Sinovac desde el Cesfam Miguel Ángel Arenas de la ciudad, se centran en la búsqueda de huellas digitales y revisión de cámaras de seguridad.

Las diligencias están siendo desarrollados por la Brigada de Robos de la PDI, luego de la denuncia realizada la noche del lunes por funcionarios del centro asistencial: el hurto fue descubierto al realizar la cuadratura de las vacunas suministradas en el día.

«El trabajo está encaminado a establecer la eventual obtención de huellas desde el refrigerador donde se encontraban almacenadas las vacunas, además de la revisión de las cámaras de seguridad existentes en el establecimiento de salud», dijo la fiscal Carmen Gloria Manríquez.

Desde el Colegio Médico en el Maule advirtieron que, al momento de perder la cadena de frío, la vacuna queda inutilizable, por lo que llamaron a no adquirir las dosis robadas en el mercado negro.

Por admin

20 comentarios en «Robo de vacunas en Curicó: Fiscalía busca huellas digitales y revisa cámaras de seguridad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.